El Efecto Leopi

el SEMANAL

Pues sí mis queridos lectores y lectoras. Ya llegaste, ya tienes novio, novia, freno de mano, marido mareado, dueña de tus quincenas, etc ¡que felicidad! ya puedes descansar... ¿o no? ¡Pues no! ¡Todo lo contrario! Ahora tienes que aprender a convivir, compartir, dividir y sobre todo (aunque suene feo) a soportar, dejar pasar, lidiar con, entender a, y demás menesteres escabrosos con el otro humano involucrado. uf. CONTINUA LEYENDO EL SEMANAL 41