El Efecto Leopi

  

Muy bien chicos y chicas! Bienvenidos finalmente a la dinámica tan anunciada, tan retrasada y tan codiciada para poder ganarte un libro de eL efecto Leopi!

   Voy a regalar 10 libros a los que posteen aquí los 10 mejores comentarios dónde me den BUENAS RAZONES para regalarles mi libro, pero digan la neta eh? no sean gandallas y salgan con que no tienen ni pa’ comer y luego anden leyendo el libro en su ipad! Tampoco se vale decir que no has tenido pareja en 30 años, si ya sé que tienes 25, o que ya eres virgen otra vez y cosas así, sólo por ahorrarte los miserables $185 pesitos que cuesta si lo compras aquí en mi página.

El chiste es que se lo gane gente que tenga buenas razones para necesitarlo, problemas para adquirirlo o la combinación.

   Ahora, les voy a dejar que hagan una trampa, (pero sólo por que a mí me conviene también mua ha ha haaaa!). Díganle a sus amigos y amigas que participen poniendo ellos también en los comentarios aqui abajito sus razones para ganar, así ustedes tienen mas oportunidades y así me presentan con sus amigos. Como ven? les late? todos ganamos!

    OK, pues adelante, escribe aquí abajo por qué crees que deberías de ganarte un libro de eL efecto Leopi (no te vayas a ir como gordo en tobogán con 2 cuartillas eh? sé breve, sólo quiero unos renglones, es más, has de cuenta que estás en twitter, si me escribes tres páginas te descalifico por chorer@ jajaja) el Miércoles cerramos el concurso y el Jueves anuncio a los ganadores. (entran fanfarrias!)

    Que el mejor comentario gane! (bueno los 10 mejores pues)

Un abrazo pa’ tod@s!
Leopi

 

NOTA: EL CONCURSO HA TERMINADO Y LOS GANADORES YA FUERON ANUNCIADOS EN NUESTRA PAGINA DE FACEBOOK.

Escrito por Leonel Castellanos — June 10, 2012

el SEMANAL

Después de escuchar cientos y cientos de casos dónde algo que estab bien cool, rico y lindo se va por el drenaje por cullpa de los celos de alguien (no vamos a señalar a nadie) decidí escribir lo siguiente. Tal vez no sea tu caso, pero léelo, o mándaselo a alguien que lo necesite, uno nunca sabe. CONTINUA LEYENDO EL SEMANAL 47