El Efecto Leopi

   Tengo un amigo que es un máquina para contar historias, es simplemente impresionante.


   No importa si  el contenido de la historia de Andrés es espectacular ó no, si es real o mentira, si es algo que le pasó a alguien más, hasta podría ser algún chiste malísimo, o algo malo que le pasó a él, da igual, él la cuenta... Pero REALMENTE la cuenta.


   Cuando termina su relato, han pasado horas, risas, aplausos, porras, fuegos artificiales, voló ropa por el aire, etc y tiene a todo mundo en la orillita de su silla escuchando atentos y esperando a ver que tontería se le ocurre después. Es espectacular.

   Nunca le dí mucha importancia, sólo se me hacía algo divertido y cool, pero así como el Leopi (o sea yo),  mi amigo es un tipo normal. Ni feo ni guapo, ni alto ni enano, ni gordo ni flaco, no es millonario y no es músico, ni actor porno, ni nada "extraordinario", es como cualquier persona, un poco nalgón, pero normal al fin. (perdón Andrés, no me pude resistir jajajaj)

   Alguna vez escuché a otro buen amigo, Owen Fitzpatrick, decir la siguiente frase (en uno de los cursos de carisma que da por el planeta) :  -las personas se enamoran de cómo otras personas cuentan sus historias-  y se me hizo que tenía mucha razón, había visto éste fenómeno con mi amigo Andrés (¿o mi amigo Andrés el fenómeno?) y me pasaba seguido a mí también, pero nunca había sido consciente ni planeado.

   Hasta que hice 1 + 1, y me dije a mi mismo: "mi mismo, el resultado es...3!"

   Me puse a analizar que hacían Andrés, que hacía Owen, que hacía yo, que hacían los comediantes de "stand up" , monólogos, actores, los hombres hablando por teléfono con sus novias, las personas con sus jefes de trabajo, etc y llegué a lo siguiente:


   Cuando te encuentras en interacción con otro humano tienes 4 opciones de impacto en el receptor del mensaje:

1.  Sólo estás ahí (equis)
2. Podrías no estar y da igual (mal!)
3. Estás y eres buena onda, agradable y todo bien (bien pero no es suficiente)
4. Estas ahí para IMPACTAR. (No sé tú, pero a mí me gusta esta opción)

  Así fué cómo llegué a esta explicación de la constelación universal del día de los descubrimientos del año 3000.

     Cuando cuentes una historia quiero que tengas la capacidad de hacerla completamente espectacular. Hay una gran diferencia  entre sólo contar algo y hacer que el receptor del mensaje tenga una experiencia maravillosa. Una vez q logras la segunda fácilmente, la gente querrá escucharte, estar cerca de tí y hasta ser como tú, tan solo "contando historias".

Ok, ok sí , Leopi, sí, pero ¿cómo se hace? (entra música de programa de concurso con Marco Antonio Regil)

He aquí los pasos para convertirte en una película con patas, pero en 3d, con surround, efectos de sonido, actores, música, escenas, espacios, vestuarios, etc.

1. Cambia de estado (métete en el estado que quieres transmitir, realmente siente el mensaje que quieres enviar antes de empezar a hablar).

2. Describe lugares y personajes a fondo: colores, tamaños gigaaanteees distancias enooormeees,  texturas suavecitas y chiclosas y no menosprecies el uso de jugosos y deliciosos adjetivos y comparaciones. (parezco Luigi hablando)

3. Utiliza tu voz y tu cuerpo para crear tu película: Voces diferentes en cada personaje, mùsica (cantada o tarareada por tí), efectos de sonido (PUM!!!), cámara lenta, subtítulos imaginarios, etc

4. Sonríe, mira a los ojos a tus receptores dirigiéndote a ellos y si puedes inclúyelos en la historia, haz q sean "parte de" y participen. (tú y yo sufrimos en la participación oral escolar de tercero de primaria, es momento de nuestra venganza mua ha ha ha ;-) woohoo!)

5. Haz rapport y pon anclas si puedes.

6. EXAGERA movimientos, expresiones faciales, acontecimientos, por ejemplo, -no es lo mismo decir: "llegue tardé" a describir toda una persecusión de la película "Misión imposible" para decir lo mismo. ;)

7. Toma elementos de otros lugares e incorpóralos, pueden ser de películas, otras historias, (si son cosas de los receptores mejor), cosas de tu entorno (hasta una servilleta sirve de disfraz, y ya lo has hecho antes en bodas, no te hagas)

8. Si te interrumpen o pasa algo q rompa el fluyo de tu historia, utilízalo, (este fué un consejo del mesero del restaurant dónde estoy escribiendo esto)

9. Si encuentras un elemento en tu historia que gustó mucho, o hizo reír, repítelo (talvez te vuelva a meter al mesero, ah no! Jajaja, bueno eso)

10. Ríete de tí mismo, que no te de miedo hacer el ridículo, sino todo lo contrario, hazlo a propósito, yo lle llamo ridículo controlado :)

VOILÀ!

   Es màs fácil ejemplificar que describir por escrito, pero postearé aquí (esta misma semana) ejemplos de las dos maneras de hacer lo anterior (escrita y hablada), chécalos y te darás cuenta que sabiendo contar un historia puedes impactar a una persona (o a muchas) y convertirte en el centro de atención de reuniones( sonó cómo infomercial de "tecla fácil"  pero es la verdad, si así lo quieres), tener la atención de amigos, clientes, posibles parejas, la pareja que ya tienes, etc.

   Piénsalo! Todo queremos estar con alguien que nos entretenga, divierta y haga reír. Tú tienes todos los elementos para lograr esto y chécate mis ejemplos durante la semana!

P.d.  (lee lo siguiente muuy rápido y en voz alta):

¡Acompañelo con leche, permiso de gobernación 635474647, come frutas y verduras!

 

Escrito por Leonel Castellanos — April 26, 2012

el SEMANAL

HOY es el día mundial de la felicidad, así que decidí hacer un semanal que te deje con una sonrisa de baboso, cara de alegría y felicidad, sentimiento levanta corazones y cara de "me acabo de comer un chocolatote y me vale". Disfrútenlo y cuando hayan cambiado de estado después de ver esto, pongánse un anclita para que se vuelvan a sentir así cada vez que quieran! Esto es mi regalo para tí, la persona más importante del mundo. Feliz día feliz. Leopi

...continúa leyendo eL Semanal #37....